Por Manuel Carranza

Terminada «la primera fase de la Liga 1» se pueden decir muchas al respecto de lo que significó esta primera parte futbolera profesional en nuestro país. Ya que la pandemia nos impidió ver gente en el estadio, respetar un formato que estaba predeterminado desde principio de temporada, y por sobre todo, ver un nivel tan irregular de competencia dentro del Descentralizado 2020.


Esto debido a que los equipos más complicados hasta antes de la pandemia por COVID-19 fueron acomodándose, los que venían punteros sin ningún término medio ganando absolutamente todo, se desinflaron, y así sustantivamente. Dentro de lo bueno se puede decir que el fútbol pudo reinventarse con todos los ítems anteriores. Pero los números fríos al día de hoy nos dicen que Universitario es el ganador de la fase 1, y todos los que vienen luego también tienen una historia para mencionar de manera breve.

Universitario: perdió un entrenador como Gregorio Pérez pero encontró en un viejo conocido como Ángel David Comizzo un respaldo para consagrarse como el monarca de esta primera fase (42 puntos). Sólido en líneas generales, pinta para ser campeón nacional tras 7 temporadas. Plantando cimientos de su estrategia en cada una de sus individualidades en un plantel muy variado. Han resaltado con luz propia Jonathan Dos Santos y Alejandro Hohberg, dos de sus principales cartas en el ataque donde demostraron ser muy efectivos.


Sport Huancayo: de los equipos que ganó más regularidad, con el trabajo encabezado por Wilmar Valencia, fue consiguiendo resultados que lo tienen como el segundo de la tabla general con 35 puntos. A ‘Bam Bam’ se le destaca aún más, ya que llegó al ‘Rojo Matador’ tras una experiencia negativa en Atlético Grau a principios del 2020 (a pesar de que ascendió a primera división con el popular cuadro piurano).

Sporting Cristal: previo a la pandemia supo pasarlo muy mal debido a que los resultados no acompañaron para nada (hasta se habló de puestos de descenso), pero Roberto Mosquera encontró un plantel interesante en nombres, al que le faltaba funcionamiento. Hoy en día se lo viene dando, luchó hasta donde pudo, para conseguir pelear la tercera posición general (33 puntos). La amplia experiencia del DT nacional se está notando, quizás, en lo que es ahora un equipo a mirar seriamente como ‘rival directo de Universitario’, perfilados a buscar el campeonato nacional.


César Vallejo: con 33 puntos resultó ser un poco irregular con algunos resultados, ya que los partidos en teoría ‘a ganar’ no los llegó a cerrar y terminó en empates o derrotas. Esto fue un ingrediente para no aspirar un poco más con José Guillermo del Solar en este inicio de campeonato local, pero para la fase 2 pinta como un equipo más sólido en sus diversas zonas, nombres tiene para ilusionarse, deberá tener manija para abrir partidos cerrados y finiquitar partidos encaminados.

C. A. Mannucci: tuvo que quitarse de encima a un técnico experimentado como Juan Manuel Llop, para regresar a un viejo conocido como Pablo Peirano (el cual no se sabe por qué no continuó la temporada pasada tras hacer un gran final de 2019). Con ‘El Chocho Llop’ estaba peleando muy de cerca el descenso, pero con el uruguayo Peirano le bastó para respirar cerca a la César Vallejo (rival de barrio en Trujillo), quedándose con la quinta casilla gracias a sus 29 unidades.


UTC: el equipo de Franco Enrique Navarro empezó con un nivel aceptable para pelar una Copa Sudamericana, quizás, previo a la pandemia por COVID-19. Pero la cuarentena, y estar juntos durante largo tiempo fue un mix importante para ponerse como 6.º de la fase 1 con 29 unidades. Puede animarse un poco más para la fase 2, si ‘El Pepón’ ajusta las tuercas en la defensa, porque ataque experimentado y demoledor presenta.

Alianza Universidad: el equipo revelación hasta que llegó el COVID-19. Con un revulsivo y respaldado Ronny Revollar pintaba para ganar el apertura (por lo menos) de punta a punta, se encontraba invicto tanto de local como visitante. Con nombres como Lionard Pajoy, Jack Durán, Óscar Vílchez, entre otros, se hizo el equipo fetiche para todos. Hasta que golpeó la pandemia y claramente fue el cuadro más afectado con 29 puntos (7.º puesto), en estos momentos, acompañado de lesiones musculares que merman directamente al funcionamiento del ‘Azulgrana’.


FBC Melgar: perdió por pésimos resultados a Carlos Bustos que tenía un proyecto deportivo interesante, donde mezclaba juventud y experiencia en un equipo prácticamente sin problema en las canchas administrativas, ‘el rojinegro’ se presentó este año saneado en lo económico. Con un plantel de nombres muy destacados, fue caminando, pero tropezó feo en esta parte final del torneo, perdiendo y empatando encuentros increíbles, lo cual lo deja en el medio de todo (8.º) con 28 puntos ahora bajo el mandato interino-permanente de Marco Valencia.

Ayacucho FC: cuando todos imaginaban que Gerardo Ameli no continuaría debido a un irregular camino tras la pandemia y vuelta al fútbol solamente en Lima, ‘Los Zorros’ fueron acomodándose en los últimos partidos, quedándose en el sólido puesto 9 con 27 unidades pensando que la fase 2 le puede dar como regalo después de tiempo, un cupo a torneos internacionales.


Cienciano: se ubica en el puesto 10 con 27 puntos, ya que el cambio de localía, acompañado de lesiones en jugadores importantes del plantel de Marcelo Grioni mermaron directamente en el ‘Papá de América’, eso se vio en los cotejos de la fase 1. Puede dar un poco más (mantenerse lejos de la baja), siempre y cuando no tenga problemas para sostener un once inicial durante algunas jornadas. Mucha responsabilidad en el equipo técnico que trabaja de la mano con ‘El Pitufo rosarino’.

Binacional: muy parecido a la Universidad de Huánuco, fue presa principal de la pandemia, ya que estaba luchando por los primeros puestos hasta la para. A esto se le suma la desastrosa Copa Libertadores que viene realizando en principio con el técnico colombiano Flabio Torres, y ahora con Javier Arce (quien ganó el torneo apertura del 2019). Pero como la Libertadores continúa, está siendo un dolor de cabeza interminable para el ‘Poderoso del Sur’, además de las gigantes goleadas que viene recibiendo internacionalmente. Marcha en la casilla 11 con 23 puntos.


Alianza Lima: aunque parezca alucinante, el plantel más caro a principio del 2020, en estos momentos está a 5 puntos de la zona del descenso ¿cómo pasó esto? Los malos resultados hicieron que Pablo Bengoechea renuncie y llegue Mario Salas con un libreto diferente que todavía no da frutos. Tras haber echado a 5 futbolistas del primer equipo (entre indisciplina, bajo rendimiento y disgustos futbolísticos), ‘los victorianos’ están en un limbo de resultados pésimos, que podrían traer a un fantasma incómodo, el cual hace muchos años no percibían, además de, un nuevo técnico despedido/renunciando (puesto 12 con 22 puntos) si la racha en caída libre sigue sin conocer de alegrías “en forma de 3 unidades”.

Cantolao: es uno de los equipos más ‘respondones’ de las últimas fechas, anotando goles, generando un juego atractivo para ver “sin pensar en los resultados o puntajes”. Esto no sé si le sirva al mandamás argentino Hernán Lisi como consuelo, ya que hoy están en el pelotón de posible descenso (22 unidades en la posición 13), parece ser de los equipos que están en alza y por ende salvarse del descenso. Aunque nada está firmado con seguridad en el fútbol, menos con resultados antes de jugarse.


Deportivo Municipal – Cusco FC – San Martín: están en los puestos 14 – 15 y 16 respectivamente ubicados con 21 puntos todos. Con campañas irregulares tirando para malas, no encuentran paz ni descanso para mejorar. La mano de Víctor Rivera – Carlos Ramacciotti y Héctor Bidoglio se tendrá que ver en esta fase 2 definitiva, si no quieren descender a la «liga 2». Son propuestas distintas, planteles llenos de futbolistas interesantes, pero solamente quedan 9 partidos para demostrar si aún tienen fuerzas para zafarse de la tenebrosa zona roja.

Sport Boys (19) – Carlos Stein (17) – Atlético Grau (17) – Deportivo Llacuabamba (11): estos últimos equipos están en las casillas 17 – 18 – 19 y 20. Condenados prácticamente a comerse vivos entre ellos. Por lo visto recientemente, se podría decir que el conjunto de Teddy Cardama está destinado a salir de la franja roja que te manda a segunda división pues la solvencia defensiva y los últimos triunfos hacen pensar eso, ya que ahora descienden 3 equipos (a principio de año eran 4). Stein, Grau y Llacuabamba parecen haber comprado todos los boletos para regresar al último nivel profesional del fútbol peruano.

Todo esto es tentativo por lo que se vio hasta ahora, porque el fútbol es cambiante y nada está dicho, sino los que hacen apuestas deportivas con «sentido común» serían hoy en día millonarios, nadie sabe lo de nadie, menos los equipos desde el primer puesto hasta el casillero n.º 20. Sumemos que estas últimas jornadas, 9 en total, de la fase 2 serán prácticamente duelos en donde el que gane se acerca a su objetivo. Ahora más que nunca, nadie tiene asegurado su futuro hasta el mes de diciembre.